Protección ignífuga de conductos

Este tipo de protección se realiza con una manta resistente al fuego, flexible e inorgánica, no combustible y encapsulada en una lámina de aluminio para alcanzar una resistencia al fuego de 120 minutos en conductos de cocina y de ventilación.
El material de base es lana de sílice alcalino-térrea de baja biopersistencia y libre de ligantes y lubricantes.

Al estar totalmente encapsulada esta protegida de la degradación del material y del ataque del fuego, permite una instalación mas sencilla que los materiales rígidos.

Proteccion de conducto Proteccion de conducto Proteccion de conductos